¿Qué barco se adapta mejor a ti? ¿Motor, vela, catamarán?

Si ya estás acostumbrado a la náutica de recreo seguramente no necesitarás seguir leyendo este post, pero si es la primera vez que vas a alquilar un barco en Ibiza esta información te ayudará a elegir el mejor tipo de embarcación para tus vacaciones.


Dependiendo de la actividad que queráis desarrollar lo primero es decidir el número de personas que vais a navegar (número de invitados a bordo) , el presupuesto del que disponéis, el número de días que queréis el barco y si vais a dormir o no a bordo.

Las embarcaciones de vela son los catamaranes y los veleros. Estos barcos en Ibiza se alquilan principalmente y en su mayoría por semanas, y los charters empiezan un sábado y terminan el sábado siguiente por la mañana.  Si estáis pensando en menos días, uno sólo (day charter)  o algo que no supere la semana, será más fácil conseguir un barco a motor.  Los catamaranes y los veleros son la opción más buscada para quien quiere pasar una semana de vacaciones en Ibiza, reuniendo dos opciones en una:  alojamiento y barco para navegar.

La vela es una navegación para los amantes del mar, que quieran disfrutar de los paseos y paisajes, a la vez que hacen vida en el mar. Es un enfoque más “romántico” y sobretodo más lento. La velocidad a la que nos desplazamos en vela, no tiene nada que ver con los yates o motoras.  Los veleros llevan motor, pero es mucho más lento y se utiliza principalmente para maniobras.

La vela es más económica y también consume menos combustible que un barco a motor como un yate. Por eso para grupos de amigos o familias de unos 6-8 pax que disponen de una semana o más tiempo y quieren embarcarse para recorrer la costa de Ibiza, un velero o catamarán serían la mejor opción.  Los catamaranes son más cómodos que los veleros porque tienen una manga más ancha y son más estables, por lo que los espacios son más amplios y menos claustrofóbicos.   Los veleros se mueven más, por lo que es más fácil marearse y el tiempo empleado en llegar de un lugar a otro es más largo.  Por ejemplo desde el puerto de  Ibiza a Illetas en Formentera un velero puede tardar 1h y 30 minutos, y un yate entre 30 y 40 minutos, y con menos movimiento, ofreciendo una navegación más llevadera.

Si por el contrario, lo que queréis hacer es disfrutar de un día en barco, lo que se conoce como day charter, la mejor opción es un barco a motor, bien una lancha o un yate.  Navegan más rápido, son más estables y se mueven menos, de manera que el camino para llegar a vuestro destino es más corto y con menos mareo.

El motor nos da un amplio abanico de posibilidades, al ser flexibles con el nº de días que se pueden alquilar. Desde un día hasta toda la temporada. En función de los días, los precios pueden mejorar sustancialmente. Todas las embarcaciones disponen de puertos base con amarres donde puedes dejar el barco a final del día, y encontrarlo al día siguiente preparado, limpio y a punto para volver a disfrutar de otro día de navegación.  Muchos de los veleros en Ibiza, por el contrario, no tienen amarre, sino que están fondeados.  Dormir en puerto siempre es mucho más cómodo que dormir fondeados, en primer lugar porque el puerto protege al barco de las olas y se mueve menos, y en segundo lugar porque estando en puerto es más fácil entrar y salir del barco, por ejemplo para hacer compra, salir a cenar, pasear por Ibiza.   No obstante siempre se puede elegir un velero con amarre, o presupuestar un amarre en puerto.

Cada vez más tanto aficionados como fieles de Ibiza y Formentera están apostando por una semana de vacaciones en catamarán en Ibiza porque son más cómodos y espaciosos en su interior, tienen escaso calado y facilidad de maniobra, son más caros que los veleros, consumen más combustible que éstos y el precio de sus amarres también es más caro por cuestión de tamaño, pero son más cómodos y estables que un velero para pasar una semana en barco.

Mangusta-72-GS-Yacht-Ibiza-Barcoibiza-7

Yates y barcos a motor: Ventajas y desventajas

Si tuviéramos que distinguir la principal característica de las embarcaciones a motor en una sola palabra, esta sería combustible. Cuanto más grandes, potentes y rápidos sean los barcos a motor más tendremos que tirar de tarjeta de crédito. Los barcos a motor precisan de más seguimiento y mantenimiento para garantizar un perfecto estado de salud que recaerá en manos de un especialista. Es por este motivo que su alquiler es más caro, ya que son barcos más delicados y costosos de mantener. Por otro lado si lo que deseamos es navegar grandes distancias debemos tener muy presente la autonomía y la necesidad de repostar, en este punto un velero es más adecuado. Cuando navegamos a motor las distancias parecen acortarse, es perfecto para visitar varias calas de Ibiza y Formentera en el mismo día. En 8-9h que suele durar un day charter es una pena emplear 4-5 horas navegando para ver sólo un par de calas. Navegar a vela es principalmente para los que no tienen ninguna prisa.

La navegación a motor resulta más sencilla porque desaparecen muchas de las maniobras más complicadas y no requiere la presencia de un importante número de ayudantes, todo esto la convierte en ideal para los que no disponen de mucho tiempo libre pues permite desplazamientos de un sitio a otro a mayor velocidad y sin necesidad de complicados preparativos.

Veleros y otros barcos a vela: Ventajas y Desventajas

La vela nos ofrece mucha más independencia, y la capacidad de perdernos en el mar durante largas temporadas, ya que no depende del combustible y tiene más autonomía. Su combustible es natural “el viento”. Por este motivo requiere mayor preparación técnica –después de muchas horas de práctica- y la ayuda de una tripulación mínima en función de la eslora. No menos importante es la meteorología por dos razones, el primero y fundamental es el conocimiento del viento y el segundo el tiempo que se ha de invertir en cada singladura.

Por último el mantenimiento de un barco a vela suele conllevar mayor complejidad, a pesar de la simplicidad de su motor, por cuanto se han de revisar la jarcia, velas, acastillaje y cabullería. Pero al superar estos inconvenientes podremos disfrutar plenamente de la libertad y tranquilidad que nos proporciona el viento.

En cuanto a la eslora de un velero, una mayor longitud de eslora se traducirá en un menor movimiento del barco, más velocidad y mayor comodidad. Estas premisas también juegan en contra en cuestión de economía ya que a mayor eslora mayor presupuesto, tanto en el amarre como en el mantenimiento.

El número de tripulantes que irán a bordo y nuestro presupuesto serán los factores fundamentales para acertar en la elección de alquilar un velero u otro, y también el puerto de amarre del mismo, ya que por lo general los puertos de Ibiza ciudad suelen ser más caros que los de San Antonio o Santa Eulalia. En este aspecto hay veleros en alquiler en Ibiza que incluyen amarre en puerto todos los días de la semana, y otros sólo el primer y último día justo para el día de embarque y el día de desembarque, mientras tanto dependeréis del patrón y de la embarcación auxiliar (zodiac) para llegar a tierra.  La vida a bordo supone la convivencia en un espacio reducido por lo que la habitabilidad juega un papel fundamental. A partir de los 50 pies se puede decir que la vida a bordo será más fácil.  Recordad que siempre podéis contactarnos con vuestras dudas.


1 Comment