By marzo 23, 2018 Promociones en Ibiza Comments Off

¿Cuánto consume un barco? Resuelve tus dudas.

¿Cómo puedo estimar el gasto en combustible que tendré que asumir después de navegar? ¿Cómo se calcula el coste del fuel? ¿Cuánto combustible consume mi barco para la ruta elegida?

Dependiendo del tipo de barco y de la ruta o itinerario programado, nuestro equipo de Barcoibiza te podrá dar un consumo estimado.  Esta información puede ser relevante en barcos a motor, ya que tanto en catamaranes como en veleros el consumo de motor es muy reducido.   En el brochure/pdf de cada barco se especifica el motor, la velocidad crucero y el consumo estimado por el uso del mismo en funcionamiento bien en litros/hora o en euros/hora.   El motor sólo consume combustible mientras está en funcionamiento; durante el fondeo permanece apagado, sin consumir.   La potencia de los motores, velocidad, el peso del barco, el estado del mar, la resistencia del viento y la cantidad de millas navegadas influyen directamente en el consumo de fuel.  En las rutas en barco por Ibiza y Formentera que os mostramos en la web de Barcoibiza hemos estimado un tiempo de duración medio de uso de motores en cada una.  Esta información es siempre orientativa.   El capitán de vuestro barco también puede realizaros una estimación de vuestra ruta si queréis trazarla vosotros mismos y así saber si la misma puede interesaros o no en función del consumo de fuel.

 

El consumo de combustible más exacto del barco es el que se lleva a cabo mediante el sistema de salir con el depósito al 100% y volver a repostar de nuevo hasta llenarlo al regresar a puerto.   Esto es relativamente más fácil con las embarcaciones más pequeñas, motoras, lanchas y neumáticas en general, y lo que se suele hacer siempre.  Por su tamaño son más fáciles de maniobrar, sus depósitos de fuel son más pequeños y ocupan menos espacio en el puerto.  Con los yates este sistema requiere más esfuerzo de logística, más tiempo de trabajo y si todos los barcos lo hacen la gasolinera del puerto y el puerto en sí mismo quedaría colapsado.    Este sistema se suele emplear en yates y barcos grandes cuando el cliente decide alquilar una semana el barco, entrando con el depósito lleno y volviendo a repostar el último día de charter tras la última navegación.